blue-light-protection
13 de mayo de 2022

Blue Light Protection: Protégete de la luz azul

La luz azul es uno de los muchos agentes externos que a diario pueden afectar a nuestro cuerpo, más concretamente, a las zonas más sensibles de nuestro rostro, como pueden ser el contorno de ojos, pómulos e incluso las comisuras de nariz o labios. De ahí que cada día sean más comunes los productos y objetos que brinden protección contra este factor. 

En esta nota vamos a explicarte de una manera muy sencilla y cómoda qué es la luz azul y cómo podemos protegernos de ella, a pesar de la exposición que tenemos a diario y por supuesto, las condiciones en las que nos las encontramos, las cuales, estamos muy seguros que te sorprenderán.

¡Empezamos!

¿Qué es la luz azul digital?

Se trata de la luz proveniente, en su mayoría, de las pantallas de los dispositivos electrónicos, como son los celulares, laptops o tablets… Se denomina azul por la composición de rayos luminosos que emana de los lumens de los píxeles que la componen.


Nota: El lumen es la unidad de flujo de luz que parte de un foco concreto de proyección lumínica. Su símbolo físico es el lm y la proporción de estos está basada en la intensidad de una sola candela o filo luminoso del cual de forma activa emite luz y en un ángulo sólido de 1 estereorradián.

La luz azul contiene unos niveles de radiación lumínica muy pequeños, pero que con estrecho contacto y perpetuado en el tiempo pueden causar lesiones físicas en la vista o en la piel. Es por ello que desde DBS Beauty Store, recomendamos siempre el uso correcto de los dispositivos electrónicos y el uso de productos que ofrezcan protección ante la luz azul.

¿Cómo protegerte de la luz azul?

Actualmente, son varias las maneras que tenemos para protegernos de este agente externo que no podemos evitar, ya que está presente en el empleo de dispositivos que forman parte intrínseca de nuestro día a día. 

A continuación comentaremos las dos maneras más eficaces de protección contra la luz azul.

¡Comenzamos!


Cremas o bloqueadores

El uso de protectores solares o cremas que contengan el factor luz azul es nuestra medida más recomendada. Nuestros profesionales sostienen que incluirlo entre nuestros productos para el comienzo del día puede ser una medida esencial para protegernos durante todo el día. El mecanismo de estos productos protectores es la capacidad de refractar la luz azul y evitar el contacto directo entre el cutis y las radiaciones lumínicas.

A diario usamos el celular o estamos delante de un monitor que puede, en el largo plazo, someter al pH de nuestra piel, provocando determinados tipos de afecciones por la exposición extendida en el tiempo a la luz azul.

Aplica por todo el rostro un protector o crema que posea, entre sus cualidades, el bloqueo de la luz azul y mantén tu piel protegida de este agente.

Anteojos

Si tienes falta de vista y utilizas anteojos ópticos o de contacto, queremos que sepas que ya puedes acceder a los cristales con protección a la luz azul, cuya misión es la misma que la de los productos pero con una eficacia mayor debido a las propiedades del cristal. 

Incluso, si eres una persona que está largas jornadas de trabajo delante de un monitor o una pantalla que emite este tipo de luz, el uso de gafas, sin necesidad de tener afecciones en la vista, puede ser una medida preventiva. Existen multitud de diseños y de estilos que pueden compaginarse con tu estilo de vestir. ¡No descartes la posibilidad de usarlas! 

8 productos que te protegen de la luz azul

A continuación, te mostramos una selección de 8 productos cosméticos que contienen protección contra la luz azul.

Ventajas de protegerse de la luz azul

La utilización de productos que te brinden una protección de este tipo de luz te va a garantizar una mayor salud en tu rostro y tener un mantenimiento mucho más ligero y sin afecciones como las que puede producir el contacto extendido con este tipo de radiación.

  1. Equilibrio del colágeno: Una de las consecuencias más graves del contacto con la luz azul, es la pérdida paulatina de colágeno, componente que se encarga en gran medida de la elasticidad de nuestra piel. 
  2. Salud de la melina: La escasez de esta propiedad en nuestra piel se debe a la exposición a la luz solar y que, posteriormente, se agrava con la luz azul. Los protectores solares y de esta luz son claves para evitar el empeoramiento de melanomas.
  3. Firmeza de los párpados: La caída de los párpados, unido al deterioro de la vista, son consecuencias directas de la luz azul. Protegerte es sinónimo de evitar una caída de la piel del contorno de los ojos.

Estas son tres de las muchas ventajas que tiene el protegerse de una agente externa y tan rutinario como la luz azul que proyectan nuestros dispositivos electrónicos. Desde DBS Beauty Store, te recomendamos que ante cualquier síntoma extraño de tu piel acudas rápidamente a tu especialista dermatológico. 

La protección, no solo ante la luz azul, sino ante todos los agentes externos que puedan afectar a nuestra piel, es crucial para gozar de una buena salud y por consiguiente de una espectacular belleza.